Cuando se trata de solicitar nuevos empleos, no tienes mucho tiempo para impresionar. De hecho, los estudios muestran que los empleadores dedican  entre cinco y siete segundos en promedio a mirar el CV de un candidato . Eso es menos que el tiempo que toma hervir una tetera (piénsalo la próxima vez que hagas una taza de té).

Entonces, ¿cómo puede asegurar que tu candidatura aterrice en la pila del «sí» con tan poco tiempo para impresionar?

Aquí están alguos tips para pasar la prueba de los siete segundos de CV:

Consejo #1 – Que sea breve 

La mayoría de los empleadores dicen que dos páginas son acertadas, pero todo depende de cuánta información tiene que compartir. Sin embargo, si hay más de tres, el resultado será definitivamente negativo.

La clave es «cortar la cantidad de grasa». Hazte la siguiente pregunta:’¿esta es una frase relevante para el puesto para el que estoy solicitando? Si te das cuenta de que no, entonces no deberías incluirla.

Y cuando se trata de tus cualificaciones, sé específico. Añade fechas de inicio y fin, tipos de cualificación y grados. Tampoco es necesario que añadas todas tus cualificaciones. Por lo general, dos o tres son suficientes.

Consejo #2 – Capturar la atención del lector

Independientemente del trabajo que solicite, siempre adecúe su currículum vitae para incluir ejemplos relevantes que muestren al reclutador que es el adecuado para el puesto.

Si tienes un trabajo específico en mente, entonces aún mejor. Utiliza tu CV para que coincida con las especificaciones del trabajo y demuestra al reclutador que eres un buen candidato, por no hablar de la dedicación suficiente para trabajar realmente en tu solicitud.

Y si te das cuenta de que tu experiencia no se corresponde exactamente con la descripción del trabajo, no te asustes. Tómate un tiempo para pensar en las habilidades transferibles y demostrar que estás dispuesto, capacitado y equipado para manejar las tareas en cuestión.

Consejo #3 – Sigue un diseño lógico y fácil de navegar

Un buen uso del formato es vital para un CV exitoso.

Escoger una estructura fácil de leer, con encabezados claros, y resaltar los puntos claves utilizando viñetas para mostrar la información.  Ponga énfasis en la información que desea que los empleadores vean primero , y siempre use un orden lógico en todo momento.

Por ejemplo, si no tienes mucha experiencia previa, concéntrate en tu declaración personal, tus calificaciones y habilidades. Si has desempeñado un papel parecido, deja los detalles de tu formación para más adelante.

Esto permitirá a los reclutadores encontrar rápidamente lo que buscan y ayudar a aprovechar al máximo los valiosos segundos que un reclutador necesita para revisar tu currículum.

No entierres tus puntos claves en lo más profundo del CV.

Consejo #4 – Deshazte de los clichés

Nada es más probable que un empleador se aburra cuando vea un curriculum con frases genéricas.

Y, aunque pueda pensar que frases como «excelente jugador de equipo» y «buenas habilidades de comunicación» son esenciales, todo lo que terminan haciendo es hacer que tu CV se parezca al de los demás, algo que podría tener consecuencias nefastas cuando un empleador escanea tu currículum vítae.

En su lugar, conserve las cosas positivas y siempre conserve sus atributos con ejemplos reales. Después de todo,’aumento de ingresos por X’ suena mucho mejor que simplemente decir que eres un trabajador empedernido.

Los reclutadores están tan aburridos de leer las mismas frases comunes como tú de escribirlas.

Con estos cuatros consejos podrás descarmarte frente al resto de candidatos.