¿Te preguntas cómo puedes añadir un poco de información adicional a tu currículum?

Las actividades extracurriculares de carácter voluntario o prácticas académicas, no sólo son una gran manera de demostrar tus  intereses e individualidad,  sino que también demuestran a los empleadores de que tienes una gama de valiosas habilidades que puedes aplicar a su puesto vacante.

¿No estás seguro de cómo se relacionan con tu búsqueda de empleo? Ya hablo en otro artículo cubierto si deberías incluir tus pasatiempos, pero aquí hay cinco actividades extracurriculares que podrías querer añadir a tu CV:

#1 – Aprender Idiomas

El aprendizaje de otro idioma además de la formación académica, te hace un buen candidato para desempeñar un papel en la enseñanza, la traducción, de turismo, etc., sino que también puede fortalecer tu CV de muchas otras maneras.

Por ejemplo, la dedicación y el entusiasmo que implica el aprendizaje fuera de la educación general sin duda se verá resaltado ante cualquier empleador.

Y con muchas organizaciones que operan a nivel internacional, la capacidad de entender y traducir las comunicaciones de otros países es extremadamente valiosa.

Habilidades que demuestras: pensamiento lateral, dedicación, voluntad de aprender, resolución de problemas, paciencia.

Cómo involucrarse: Aunque en muchos planes de estudio requieren que los estudiantes universitarios aprendan al menos un idioma, las opciones no siempre son muy amplias. Así que si estás buscando aprender un idioma que no está disponible en tu escuela o universidad, busca clases locales o tutores privados. Las aplicaciones gratuitas de idiomas, los audiolibros, los cursos y los viajes también son excelentes formas de impulsar tu aprendizaje aunque no se encuentren integradas en el plan de estudio de tu carrera.

#2 – Voluntariado o recogida de fondos para un evento

El voluntariado, la recaudación de fondos o la tutoría son excelentes formas de mostrar cómo se contribuye a la sociedad.

Ya sea como mentor de otro estudiante en su escuela/universidad, recaudando patrocinio para participar en un evento benéfico (por ejemplo, el Maratón de Londres) o como voluntario en su tienda benéfica local, le demostrarán tus habilidades de comunicación, ingeniosidad y voluntad de ayudar a los demás.

Y si el evento en el que participas es particularmente desafiante, estarás exhibiendo una gran cantidad de otras habilidades, desde la concentración al coraje.

Habilidades que se resaltan: liderazgo, ingenio, compromiso, espíritu emprendedor, proactividad. 

Cómo involucrarse: Investiga las organizaciones caritativas que más te apasionan y ponte en contacto con ellas directamente para ofrecerte tus servicios.

La recaudación de fondos para organizaciones benéficas a menudo puede ser tan fácil como registrarse en línea para permitir que otros lo patrocinen para cualquier actividad que esté llevando a cabo. Y, si quieres ser un mentor, tutor o representante estudiantil, pregúntale a tu escuela, universidad o universidad qué tipo de programas tienen en marcha.

#3 – La práctica activa algún Deporte o competición

Practicar deporte es una gran manera de demostrar muchas habilidades desde trabajar en equipo hasta la dedicación, así que ¿por qué no mencionarlo en tu currículum?

Ya sea que seas miembro del equipo de fútbol de tu escuela, practiques boxeo o baloncesto en la universidad, hay una serie de deportes que puedes usar para hacer que tus destrezas, intereses y habilidades se manifiesten.

Sólo asegúrate de vincularlos de nuevo con el rol que estás solicitando. Si no muestras su relevancia (por ejemplo, cómo tu naturaleza competitiva podría ayudarte a prosperar en las ventas), añadir tu deporte favorito a tu CV podría estar saboteando a tu solicitud.

Habilidades que se resaltan: trabajo en equipo, dedicación, aptitud, competitividad, fiabilidad.

Cómo involucrarse: La mayoría de las escuelas, colegios y universidades tienen sus propios equipos deportivos y/o clubes extracurriculares dedicados a una determinada actividad, así que todo lo que tienes que hacer es unirte a ellos.

Por lo general, no se necesita experiencia o habilidades previas (aunque puede que necesites algo de práctica para ser miembro de un equipo), por lo que, siempre y cuando pongas el trabajo en marcha, te ofrece una gran oportunidad de aprender y desarrollarte.

#4 – Actividades de trabajo específicas

Aunque no te des cuenta ahora, muchas actividades extracurriculares podrían ser los primeros pasos hacia la carrera de tus sueños.

Esto se debe a que los pasatiempos relacionados con una determinada industria (por ejemplo, medios de comunicación, TI, redacción de textos publicitarios) a menudo le proporcionan las habilidades prácticas y la experiencia que necesita para ser considerado para un trabajo.

Así que ya sea que escribas para el periódico de tu universidad, que impartas clases de programación, o que seas el fotógrafo universitario, estás demostrando a los futuros empleadores que ya tienes las habilidades básicas y la dedicación para empezar.

Habilidades destacadas: escritura, creatividad, capacidad de crítica, informática y otras habilidades técnicas.

Cómo involucrarse: Si estás interesado en participar en blogs, diseño web, medios de comunicación o cualquier otra cosa, mira si puedes aplicar tus habilidades al sitio web o boletín de tu escuela/universidad/uni; o pregunta sobre clases y clubes extraescolares. Sin embargo, las oportunidades como ésta suelen ser bastante competitivas, por lo que vale la pena ser proactivo, ya sea escribiendo en tu propio blog o construyendo un sitio web.

¿Cómo añado actividades extracurriculares a mi CV?

Entonces hemos visto ¿qué actividades extracurriculares incluir, cómo involucrarte y de que manera contribuyen a hacerte destacar entre la multitud, pero cómo añadirlas a tu CV?

Esencialmente, depende de ti. Ya sea que quieras incluirlos en la sección de aficiones e intereses, o que prefieras que acompañen tu experiencia académica (por ejemplo, junto con tus calificaciones), será una excelente manera de demostrar tu capacidad de adaptación.

Alternativamente, añadir una sección de  logros  en el curriculum proporciona la oportunidad perfecta para esbozar exactamente lo que obtuviste al participar en actividades extracurriculares. Por ejemplo, puede ser que hayas ganado un premio por tus contribuciones al periódico de la escuela, o que tu pasión por los deportes te haya permitido sobresalir como jugador de equipo y, en consecuencia, ganar una serie de torneos.