Preguntas y respuestas comunes de la entrevista

1. Háblame de ti…

Una pregunta de apertura común, en parte porque los entrevistadores quieren saber más sobre ti, pero sobre todo porque quieren ponerte en el banquillo de los acusados y ver cómo reaccionas.

Te han dado el control total y deberías aprovecharlo al máximo. Sin embargo, no han preguntado por la historia de tu vida.

Mantén tu respuesta pertinente, y trata de no desviarte demasiado del tema. Estás aquí para una entrevista para un puesto en particular, y no deberías perder de vista esto. Recuerda: el entrevistador no sólo está charlando.

Respuesta Correcta:   Debe durar unos dos o tres minutos y cubrir brevemente tu educación, tus intereses en el campo, tu historia laboral y tu experiencia.

Respuesta Equivocada:   Bueno, ¿por dónde empiezo? Nací en 1984…».

2. ¿Cuáles son tus puntos débiles?

La primera parte de esta pregunta es darse cuenta de que realmente tienes algo (ser perfeccionista no cuenta).

Todo el mundo tiene debilidades o cosas que puede mejorar de sí mismo. Y ser honesto contigo mismo aquí te ahorrará mucho tiempo a la larga.

Las mejores respuestas a esta pregunta toman una de sus debilidades y luego dan ejemplos prácticos de cómo están tratando de resolverla. Un buen ejemplo de este tipo de respuesta sería:

Antes me resultaba difícil trabajar en proyectos simultáneos, prefería terminar una tarea antes que comenzar otra. Sin embargo, desde que tomé un curso de gestión del tiempo recientemente, he aprendido a gestionar mi agenda de forma más eficaz, haciendo más fácil la multitarea cuando sea necesario».

Respuesta Correcta: Debilidad + cómo has intentado/estás intentando resolverla = (eventualmente) fuerza

Respuesta Equivocada:   ‘Kryptonita’.

3. ¿Por qué deberías tener este trabajo?

Se trata de un intento descarado de provocar un discurso de venta personal.

Como probablemente habrá un número de otros candidatos teniendo entrevistas, esta es su oportunidad de demostrar por qué se interesa por el trabajo, y por qué sería un candidato perfecto para la compañía.

Esencialmente, la compañía está contratando por una razón (un breve resumen de la cual se puede encontrar en la descripción del puesto). Necesitas posicionarte como la persona para hacerlo.

Respuesta Correcta: ‘De lo que hemos discutido hasta ahora, estás buscando a X (o, ‘tener un problema con X’). En el pasado he demostrado X, Y y Z (experiencia y sus principales fortalezas), que realmente han ayudado a mi anterior empleador’.

Respuesta Equivocada:   ‘Principalmente por el salario que pagan’.

4. ¿Cuáles son sus expectativas salariales?

Al completar los preparativos para la entrevista, siempre debes tener esta pregunta en mente.

Echa un vistazo al salario promedio de alguien en esta industria, en esta área, y que posea habilidades similares a las tuyas, y deberías tener una idea básica.

Pero recuerda: esta es sólo la primera entrevista. No te han ofrecido el trabajo. No hay necesidad en este momento de intentar comenzar las negociaciones. Por lo general, dar un amplio rango salarial será suficiente para seguir adelante, pero debes estar preparado para respaldarlo si es necesario.

No te sientas tentado a venderte por debajo de tus posibilidades.

Respuesta Correcta:  Una respuesta amplia (pero realista), por ejemplo:’Estoy buscando un salario inicial de entre  30mil € y 40 mil €’.

Respuesta Equivocada:   ‘No estoy seguro. «¿Cuánto me ofreceis?

5. ¿Dónde te ves dentro de cinco años?

Ah, la favorita de las entrevistas de trabajo de toda la vida.

Lo que el entrevistador realmente quiere es ver que has pensado en tu futuro y medir tu ambición. También quieren verificar que esto no es sólo una posición de paso.

Aunque todas sus respuestas deben estar adaptadas a la organización y a la posición que ha solicitado, esto es especialmente cierto en el caso de esta pregunta. Si vas a ocupar un puesto de nivel inicial, por ejemplo, explica cómo te gustaría que progresara tu carrera. Por ejemplo, «Me gustaría pasar a ser arquitecto» o «Me veo a mí mismo como un líder de equipo…».

Si va a ocupar un cargo más alto, explique cómo piensa hacer avanzar a la empresa. Eche un vistazo a su estrategia de negocio u objetivos corporativos antes de la entrevista y explique cómo los puede ayudar a lograrlos.

Respuesta Correcta:  Sea un apasionado de la industria. Ajustar las metas de su carrera a los objetivos de la organización, demostrar ambición y explotar sus fortalezas.

Respuesta Equivocada:   ‘Al otro lado de este escritorio’.

6. ¿Tienes alguna pregunta?

Respuesta Correcta:   Si . Sin excepciones. Para que se haga una idea de las preguntas que podría hacer, echa un ojo a esta lista.

Respuesta Equivocada:   No

7. ¿Por qué dejaste tu puesto anterior?

Respuesta Correcta:    Evita la tentación de criticar a tu anterior empleador.  Manténgase positivo, pero trate de no mentir. Siempre evite decir que simplemente está buscando un nuevo desafío si no puede respaldarlo, porque el reclutador profundizará más. Si todo lo demás falla, explicar que no hubo oportunidades para progresar en la carrera suena mucho mejor.

8. ¿Por qué solicitaste este puesto?

Respuesta Correcta:   Una respuesta muy similar a por qué quieres el trabajo, pero más enfocada en por qué el puesto y la compañía te entusiasman, en lugar de por qué deberías entusiasmarlos a ellos. Demuestra lo que sabes sobre la compañía (y usa la descripción del trabajo para respaldar por qué eres la persona correcta para hacer el trabajo).

Como normal general

Cualquiera que sea su respuesta, no te sientas tentado a improvisar o a responder de inmediato. Nunca saldrá tan bien como esperabas.

No es necesario que todas las respustas estén programadas, pero saber por qué quieres el puesto y cuáles son sus fortalezas y debilidades debe ser una parte estándar de todo el proceso de preparación y tan importante como la investigación previa a la entrevista.

También es esencial tener en cuenta que no sólo serás juzgado por tu CV. Transmitir tu personalidad es de igual importancia. En otras palabras, no pienses sólo en tus respuestas, sino en lo que dicen de ti.

En última instancia, necesitas ser simpático y mostrar las partes de tu personalidad que te harán atractivo para los posibles empleadores (comprometido, dedicado, trabajador, etc.). Entrar en una entrevista competitiva, con la mentalidad adecuada puede realmente diferenciarte.

Finalmente, para evitar silencios incómodos, nunca supongas que el  empleador siempre tiene sentido del humor.