Puede tomar entre 5 y 30 segundos para que una persona se forme una opinión sobre ti….

Las primeras impresiones no sólo son vitales para el éxito de la entrevista, sino que también son casi imposibles de cambiar. Y mientras que la preparación para las preguntas comunes de la entrevista es una parte clave para clavar la entrevista, tu lenguaje corporal puede ser algo más que tus respuestas.

Para asegurarte de que no termines tu entrevista antes de que haya comenzado, aquí están algunos consejos de lo que se debe y lo que no se debe hacer con el lenguaje corporal de la entrevista, para que utilices los movimientos del cuerpo que trasmitan confianza y seguridad:

Comunicación no verbal para las entrevistas

1. Caminar con confianza

Es importante que se vea lo más profesional posible desde el principio. Tan pronto como entres en el edificio empezarás a ser juzgado por tu comportamiento. Incluso hay casos en los que los reclutadores observan desde su oficina cuando llegan los candidatos, para ver cómo cambia su lenguaje corporal. Evita gestos como: brazos y piernas cruzadas.

2. Da un apretón de manos firme 

apretón de manos firme

Si es demasiado débil, parecerás sumiso, pero si es demasiado fuerte, se verá que te esfuerzas demasiado. Manténlo firme, pero trate de no aplastar sus dedos. Finalmente, para evitar situaciones incómodas, recuerda siempre soltar.

3. Siéntate recto 

Evita estar demasiado rígido, pero trata de sentarte derecho, manteniendo la parte baja de tu espalda contra la silla. Mantén las  piernas estiradas y lo más inmóviles posible . Está bien inclinarse un poco hacia adelante de vez en cuando, ya que esto le muestra al entrevistador que estás escuchando, pero no te excedas.

4. Mantén el contacto visual

Mantener el contacto visual muestra al entrevistador que no te sientes intimidado y que lo estás asimilando todo. Si se siente incómodo, aparta la vista por unos segundos o trata de mirar su nariz. Alrededor de 10 segundos de buen contacto visual a la vez es una buena pauta.

5. Sonrisa 

sonrisa

Los empleadores rara vez emplean a personas infelices, por ello la expresión facial es un punto importante. Está bien estar nervioso, pero algo tan simple como una sonrisa te hará lucir más relajado, cómodo y agradable. En pocas palabras, te hará más agradable. Intenta evitar: sonrisa falsa.

6. Cuidado con las manos

Está bien estar animado y gesticular con las manos para hacer un punto, pero no te pases de la raya. No cruces los brazos y aleja las manos de la cara (a veces se dice que tocar la nariz o la oreja indica que estás mintiendo). Si te preocupa quedarte quieto, pregunta si puedes tomar notas. Hace que parezca que estás prestando atención, y también mantiene tus manos ocupadas.

⚠️ Recuerda:  Otras cosas que no debe hacer: masticar chicle, mantener las manos en los bolsillos, bostezar, dar golpecitos con el dedo, dar golpecitos con el lápiz, abrazar.

Conclusión

Ya sabemos que ninguno de estos puntos es particularmente nuevo o innovador. Sin embargo, todavía hay que considerarlos.

El viejo adagio de que  «las acciones hablan más fuerte que las palabras«  puede parecer un cliché, pero cuando más del 60% de las primeras impresiones están formadas por el lenguaje corporal, definitivamente debería ser una parte clave de la preparación para la entrevista.

Esto no significa que necesites practicar frente al espejo, pero tener en cuenta lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer antes y durante la entrevista definitivamente mejorará la forma en que te presentas.

Después de todo, es posible que estés cometiendo algunos de los errores de lenguaje corporal mencionados anteriormente, sin siquiera darte cuenta.

El posible empleador ya piensa que puedes hacer el trabajo en papel. Ahora es tu oportunidad de mostrarles que puedes hacerlo persona.