Habilidades técnicas para mejorar la búsqueda de empleo

habilidades técnicas curriculum

El objetivo de cualquier CV no es otro que despertar el interés de los técnicos de selección de personal, aumentando de esta manera la probabilidad de ser citados para mantener una entrevista en la que el reclutador evaluará, en vivo, las fortalezas y debilidades del candidato.

Y una de las cosas que debes destacar, si lo que deseas es que los responsables de contratación laboral coloquen tu currículum en la bandeja de personas a entrevistar, son tus habilidades técnicas.

Conque vamos a explicarte lo que son y cómo puedes aprovechar tus habilidades técnicas para mejorar la búsqueda de empleo.

Características de las habilidades técnicas

Las habilidades técnicas o hard skills se refieren a los conocimientos y capacidades relacionados directamente con el puesto de trabajo. Estas son las habilidades que necesitan los empleados para desempeñar sus funciones con eficacia.

Estas habilidades pueden adquirirse por dos vías: la formación académica y la propia experiencia laboral.

A modo de ejemplo, un contable debe dominar las técnicas de cálculo aritmético y conocer de memoria los entresijos del plan contable del año en curso. Y un desarrollador, por su parte, tendrá que estar específicamente formado, entre otras cosas, en lenguajes de programación y frameworks.

Qué diferencias hay entre habilidades técnicas y soft skills

Por su parte, las soft skills o habilidades blandas son cualidades que no están relacionadas con un puesto de trabajo determinado.

Algunas habilidades blandas son deseables en todos los empleados, independientemente de su cargo o experiencia. Otras tienen mucha relevancia en ciertos trabajos y son menos importantes en otros.

Por ejemplo, para trabajos en equipo realizados de forma presencial, serán precisas personas empleadas que se comuniquen bien con los demás y tengan un espíritu colaborativo. Igualmente, las habilidades para establecer contactos y relaciones pueden ser esenciales para puestos de ventas y marketing, pero irrelevantes en trabajos de ingeniería pura y dura.

Las soft skills suelen estar presentes en cada individuo de manera innata, aunque en ocasiones puede trabajarse en su desarrollo. Algunos ejemplos de soft skills son:

  • La capacidad de comunicación
  • La empatía
  • La proactividad
  • La facilidad para trabajar en equipo

¿Cómo evalúan los técnicos de selección de personal las habilidades técnicas y las soft skills?

Las habilidades técnicas son fácilmente mensurables y pueden describirse mediante criterios numéricos o preguntas cuya respuesta cerrada es sí o no.

Las hard skills se pueden evaluar a través de los datos de los currículums, de los portafolios de trabajos anteriores, de exámenes de conocimientos y de preguntas específicamente relacionadas con el puesto de trabajo.

En cambio, las habilidades blandas suelen ser intangibles o difíciles de cuantificar y se valoran mediante escalas cualitativas. Las soft skills de un candidato se evalúan haciendo preguntas situacionales y de comportamiento en las entrevistas, mediante la conversación o con la puesta en escena de un teatrillo (simulación del desarrollo de la futura ocupación laboral).

¿Cómo se deben incluir las habilidades técnicas en el CV?

Dado que el objeto de un CV no es otro que llamar la atención del reclutador, incluirás y destacarás tus habilidades técnicas en él, pero nunca cometas el error de limitarte a elaborar un listado interminable.

Los listados demasiado largos son una invitación para que el técnico de selección de personal omita su lectura o considere que el candidato no tiene capacidad de síntesis y que le resulta difícil ir al grano. Esto es lo que debes hacer:

  • Lee atentamente el anuncio de trabajo. Ahí encontrarás las pistas de lo que el reclutador está buscando.
  • Selecciona aquellas habilidades técnicas que poseas y que concuerden con los requerimientos de la oferta de empleo.
  • Haz que estas destaquen y sean visibles a la primera ojeada.

Consejos para incluir tus habilidades técnicas en el CV

¿Cómo se consigue que destaquen? Siguiendo los siguientes consejos:

 1. Crea una sección de habilidades técnicas

Independientemente de tus títulos académicos, crea una sección específica titulada “Habilidades técnicas” o “Conocimientos adicionales”. Además, añade una breve descripción de cada una de tus habilidades técnicas.

 2. Cítalas en tu experiencia profesional

Si cuentas con experiencia laboral previa, cuando describas someramente cada una de tus ocupaciones anteriores procura deslizar, entre líneas, alguna de tus habilidades técnicas.

 3. Inclúyelas en el perfil profesional

La creación de un recuadro resaltado y titulado «Perfil Profesional», en la primera página del CV, es muy aconsejable.

Resume ahí, con frases cortas, tus habilidades técnicas. Ese recuadro será lo primero en lo que se fije el técnico de selección laboral.

Habilidades técnicas más demandadas en 2022

Estas son las cuatro habilidades técnicas más buscadas en 2022 por los técnicos de selección de personal:

  • Todas las relacionadas con el marketing digital
  • Alta especialización en MS Office
  • Experiencia en la gestión remota de proyectos en equipo
  • Bilingüismo (independientemente de la especialización formativa requerida)

La conclusión es que las perspectivas laborales mejoran si el candidato combina algún tipo de conocimiento informático especializado con el dominio de una lengua extranjera.

Habilidades técnicas más demandadas tras la pandemia

Un efecto colateral de la pandemia ha sido el aumento del teletrabajo. En el trabajo realizado de forma remota sin contacto directo con clientes, estas son las habilidades técnicas más demandadas:

  • Análisis de datos
  • Creación de sistemas web que mejoren la experiencia del usuario
  • Dominio de los sistemas de gestión en la nube
  • Especialización en algún lenguaje de programación
  • Especialización en copywriting
  • Optimización SEO de páginas web y tiendas online

Listado de ejemplos de habilidades técnicas

Para finalizar, he aquí un listado de habilidades técnicas, todas ellas susceptibles de mejorar tu empleabilidad. Analiza la lista y comprueba si ya dispones de algunas de ellas. En ese caso, no dudes en incluirlas en tu CV.

  • Análisis de datos
  • Análisis estadístico
  • Atención remota al cliente
  • Contabilidad y finanzas en la nube
  • Desarrollo de formularios y contratos inteligentes
  • Desarrollo de interfaces de usuario
  • Desarrollo de programas de enseñanza remota
  • Diseño de sistemas informáticos en la nube
  • Diseño gráfico
  • Edición de vídeo
  • Edición y procesamiento de imágenes
  • Especialista en blockchain
  • Especialista SEO/SEM
  • Gestión de bases de datos
  • Gestión de proyectos
  • Gestión remota de RRHH
  • Gestor de redes sociales
  • Ingeniería de datos
  • Mantenimiento de servidores
  • Marketing digital
  • Especialización en big data
  • Procesamiento informático del lenguaje
  • Programación HTML/CSS/Javascript
  • Programación SAS, MySQL, Apache
  • Programación Swift, Python, Perl, XML
  • Redacción de textos publicitarios y/o contenidos web
  • Solución remota de averías y otros problemas informáticos
  • Traducción y/o transcripción de idiomas extranjeros

Estos son unos pocos ejemplos, pero a poco que busques encontrarás miles de opciones más.

Ahora que ya sabes cómo valerte de tus habilidades técnicas para mejorar la búsqueda de empleo, te sugerimos que seas proactivo y actúes: revisa todas las listas de habilidades que encuentres por internet y proponte adquirir alguna de las que no tienes para reforzar tu perfil profesional.