Con miles de posibilidades, ¿cómo vas a escoger una carrera que sea adecuada para ti? Si no tienes ni idea de lo que quieres hacer, la tarea puede parecer imposible de superar. Afortunadamente, no lo es. Si lo piensas lo suficiente, aumentarán tus posibilidades de tomar una buena decisión.

Paso #1 – Evalúate a ti mismo

Antes de que puedas elegir la carrera adecuada, debes conocerte a ti mismo. Tus valores, intereses, habilidades sociales y aptitudes, en combinación con tu tipo de personalidad, hacen que algunas ocupaciones sean totalmente inapropiadas para ti.

Utiliza herramientas de autoevaluación, a menudo llamadas tests de carrera, para recopilar información sobre tus rasgos y, posteriormente, generar una lista de ocupaciones que encajan bien en base a ellas. Algunas personas eligen a un consejero de carrera u otros profesionales de desarrollo de carrera que pueden ayudarles a navegar este proceso.

Paso #2 – Elabora una lista de ocupaciones a explorar

Probablemente tienes varias listas de profesiones frente a ti en este punto, una generada por cada una de las herramientas de autoevaluación que utilizaste. Para mantenerte organizado, debes combinarlos en una lista principal.

Primero, busca carreras que aparezcan en múltiples listas y cópialas en una página en blanco. La autoevaluación te indicará cuales son adecuadas para ti en base a varios de tus rasgos, así que definitivamente debes considerarlas.

Luego, busca cualquier ocupación en tu lista que te guste. Pueden ser carreras de las que conozcas un poco y quieras explorar más. Además, incluye profesiones de las que no sabes mucho. Podrías aprender algo inesperado. Añádelos a tu lista principal.

Paso #3 – Explora las profesiones de la lista

Ahora consigue información básica sobre cada una de las profesiones de tu lista. Estarás encantado de haber conseguido reducir tu lista a sólo 10 o 20 opciones!

Busca descripciones de trabajo y requisitos educativos, de capacitación y de licencia en fuentes publicadas. Aprenda sobre las oportunidades de posibles ascensos. Utiliza la información sobre el mercado laboral producida por el gobierno y las webs de búsqueda de empleo para obtener datos sobre los ingresos y las perspectivas de empleo.

Aquí tienes algunas fuentes:

informe laboral infojobs
Estado del Mercado Laboral en España 2018Análisis del Mercado de Trabajo del Ministerio de Trabajo

Paso #4 – Reduce la lista

En este punto, reduzca aún más la lista. Basado en lo que has aprendido de tu investigación hasta ahora, comienza a eliminar las carreras que no quieras desarrollar más. Deberías terminar con menos de dos a cinco ocupaciones en tu «lista corta».

Si las razones para encontrar una profesión no son negociables, táchala de tu lista. Elimina todo lo que tenga obligaciones que no te gusten. Deshazte de las carreras que tienen perspectivas laborales precarias.  Deshazte de cualquier ocupación si no puedes o no quieres cumplir con los requisitos educativos o de otro tipo, o si careces de algunas de las habilidades sociales necesarias para tener éxito en ella.

Paso #5 – Consigue entrevistas con personas del sector

Cuando sólo le queden unas pocas ocupaciones en la lista, empieza a investigar más a fondo. Coordina una reunión con las personas que trabajan en las ocupaciones en las que estás interesado. Ellos pueden proveer conocimiento de primera mano acerca de las carreras en tu lista reducida. Accede a tu red, incluyendo LinkedIn, para encontrar personas con las que tener estas entrevistas informativas .

Paso  #6 – Elegir

Finalmente, después de hacer toda la investigación, probablemente estés listo para hacer tu elección. Elige la profesión que creas que te traerá más satisfacción en base a toda la información que hayas recopilado. Date cuenta de que se te permite hacer otra cosa si cambias de opinión sobre tu elección en cualquier momento de tu vida. Muchas personas cambian de carrera al menos unas cuantas veces.

Paso #7 – Identifica tus metas a corto y largo plazo

Una vez que tomes una decisión, identifica tus metas a corto y largo plazo. Hacer esto le permitirá eventualmente trabajar en el área de tu elección. Los objetivos a largo plazo suelen tardar entre tres y cinco años en alcanzarse, mientras que normalmente se puede alcanzar un objetivo a corto plazo en un plazo de seis meses a tres años.

Confía en la investigación que hiciste sobre la formación y capacitación necesarias como guía. Si no tienes todos los detalles, investiga un poco más. Una vez que tengas toda la información que necesitas, establece tus metas. Un ejemplo de una meta a largo plazo sería completar tu educación y capacitación. Las metas a corto plazo incluyen la solicitud de ingreso a la universidad, el aprendizaje u otros programas de capacitación, y la realización de prácticas.

Elabora un plan de acción profesional, un documento escrito en el que se expongan todos los pasos que tendrás que seguir para alcanzar tus objetivos. Piensa en ello como una hoja de ruta que te llevará del punto A al B, y luego al C y al D. Escribe todas tus metas a corto y largo plazo y los pasos que tendrás que dar para alcanzar cada una de ellas. Incluye cualquier barrera anticipada que pueda interponerse en el camino para lograr tus metas y las maneras en que puedes superarlas.