Hay dos partes de cualquier producto: contenido y presentación.

Piensa en el último kiosko de revistas que viste. El contenido es increíblemente repetitivo, pero el diseño atractivo y el uso inteligente de los colores impulsan las ventas.

Durante la búsqueda de trabajo eres como un producto que estás tratando de vendérselo a un gerente de contratación. Mientras que algunos pueden sobresalir en la presentación debido a que tienen altos niveles de confianza y una personalidad extrovertida, los introvertidos a menudo se pueden encontrar con problemas de ansiedad en las entrevistas.

Sólo quiero hacer un buen trabajo, ¿Acaso eso no es suficiente?

Incluso con el mejor contenido, si tiene una presentación terrible, sus posibilidades de éxito se irán al traste. Afortunadamente, a día de hoy hay una serie de técnicas y herramientas que pueden ser aprendidas, y te darán una pista sobre dónde debes empezar a poner el foco.

Definición del problema

Antes de que pueda abordar los aspectos de una entrevista que puede mejorar, tiene que identificar los síntomas de los problemas.

Los problemas más comunes para las personas reservadas durante las entrevistas son:

  • Altos niveles de ansiedad/nerviosismo
  • Sentirse fuera de la zona de confort
  • Sentirse cohibido
  • Tener poca confianza en que obtendrá el trabajo

Si bien es difícil, si realmente quieres solucionar estos pproblema, se puede conseguir. Comprométase a dedicar una cantidad significativa de su tiempo libre a identificar estos problemas y a trabajar en solucionarlos.

1. Todo comienza con la preparación

entrevista curriculum

No, no estamos hablando de leer la página “Quiénes somos” en el sitio web de la empresa. Aunque es un buen comienzo, la investigación real para una entrevista tiene que ver con las personas que trabajan en la empresa y con lo que la empresa hace realmente.

Hacer la debida investigación antes de la entrevista implica lo siguiente:

  • Conocer el nicho en el que opera la empresa
  • Averiguar quién es probable que lo entreviste
  • Ver si encajas bien
  • Plantear grandes preguntas que hacer antes de la entrevista
  • Cuanto mejor entienda una empresa, más fácil será determinar si es una empresa para la que desea trabajar.

Al mismo tiempo, estar más preparado le ayudará a sentirse más cómodo durante la entrevista.

2. Calmando los nervios

entrevista nervios

Los nervios son parte de la vida, incluso los mejores atletas los tienen antes de un gran partido. Dicho esto, se puede reducir el impacto negativo que tienen preparándose rigurosamente.

Analizamos la posibilidad de realizar una investigación de antecedentes en la sección 1, pero ahora tienes que preparar tu mente para la entrevista. Hay varias maneras de hacerlo:

Poner la entrevista en perspectiva
Aunque conseguir el trabajo sería genial, recordar que siempre habrá más oportunidades en el futuro si esta entrevista no funciona alivia mucha presión.
Título del servicio
Repasar algunas preguntas comunes puede ayudarle a sentirse más preparado para la entrevista. He incluido estas preguntas junto con más consejos de práctica en la guía gratuita al final.
Visualización
De manera similar a la práctica de las preguntas, visualizar a un entrevistador haciéndole preguntas puede hacer que parezca que usted ya ha conocido y hablado con ellos antes. Esta es una técnica común que se utiliza para hacer que situaciones desconocidas se sientan más cómodas.
Llegue temprano, pero no demasiado pronto
Usted no quiere estar sentado en el vestíbulo para siempre, pero llegar al área temprano para no tener prisa puede aliviar mucha presión. También le da la oportunidad de respirar y sacudir algunos de sus nervios

3. Un lenguaje corporal adecuado te dará mejor confianza

Has hecho los deberes la semana (o el día) anterior a la entrevista, ahora es el momento de actuar.

Todo el mundo es al menos un poco tímido. Si desea sentirse más seguro, y posteriormente hacer una mejor entrevista, los 30 a 60 minutos antes de la entrevista son cruciales.

Hay dos componentes principales en la confianza en esta situación: cómo te ves y cómo actúas.

Cómo te ves

Nadie espera que te veas como una modelo (bueno, a menos que seas modelo), pero vestirte bien para una entrevista puede ayudarte a sentirte más seguro. Córtate el pelo y las uñas, afeitate si es necesario, quítate los piercings y ponte el atuendo apropiado que coincida con el ambiente de trabajo en el que quieres estar.

Cuando te ves bien, te sientes bien. La confianza en lo que llevas puesto es muy importante. Si te sientes bien, siempre harás lo mejor sin preocuparte de nadaMaria Sharapova

Cómo Actúas

Esta es el área con la que la mayoría de los introvertidos luchan, lucir bien no siempre se traduce en actuar con confianza.

Hay dos técnicas principales que se pueden aplicar para ver mejoras instantáneas.

La primera clave es abrir tu cuerpo. Cuando vayas a la entrevista o te sientes en el vestíbulo, siéntate con los brazos abiertos y afuera. Lo creas o no, la investigación muestra que el proyectar confianza se traduce en comportamiento.

La segunda clave es ir más despacio. Las personas seguras de sí mismas no se atan la lengua ni parecen estresadas tratando de articularlas. Se detienen brevemente, piensan en lo que quieren decir y luego lo dicen clara y lentamente.

4. Hablar menos para dejar una gran impresión

Pero hay dos situaciones muy distintas en las que se habla menos:

El silencio incómodo: Donde está claro que deberías añadir algo a la conversación, pero no sabes qué decir.

Escuchar: No puedes hablar mientras alguien más está hablando.

Todo el mundo conoce el silencio incómodo, y no hay lugares peores para ello que una entrevista importante.

Si puedes conseguir que los entrevistador/es hable más, no sólo le quitará la presión, sino que la entrevista se convierte en una conversación real que mantiene a su entrevistador involucrado.

Piensa en cómo es una entrevista normal. Normalmente consiste en que el entrevistador lea una lista de preguntas y el candidato hable durante el 80% del tiempo o más. Similar a un profesor dando clases a una clase de estudiantes.

No hay nada más aburrido que estar en una conferencia. Sin embargo, estar en una conversación profunda con alguien sobre el mismo tema, aumentá en un 100% el interés y la motiviación.

Espero que eso te emocione, porque es algo que puedes hacer fácilmente y que te ayudará a destacarte muy por encima de otros candidatos. Al mismo tiempo, es perfecto para quienes no son fanáticos de hablar por su cuenta.

¿Cómo hablar con los entrevistadores en forma correcta?

La clave de una gran conversación, dentro o fuera de una entrevista, es averiguar cuáles son los intereses comunes y hablar de ellos. El desafío es encontrarlos; una vez los encuentres todo irá rodado.

Algunas personas tienen el don de identificar cuando otros de repente se interesan un poco más en el tema, mientras que otros necesitan practicar. He incluido algunas técnicas avanzadas pero sencillas que pueden ayudarte en la guía de bonos al final.

Trate de hablar con amigos y familiares y trate de identificar las cosas que les apasionan. Una vez que los descubra, haga preguntas sencillas sobre ellos y deje que se expandan alegremente sobre el tema.

¿Necesita aún más ayuda?

En todo el mundo existen organizaciones para ayudar a las personas a vencer su miedo a hablar en público, un ejemplo de ellas es Toastmasters.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar