El paro; ese gran desconocido al que todos tenemos miedo. Todos intentamos evitarlo, pero muy pocos sabemos cómo movernos en él en el momento en el que nos llega.

Y es que si bien es cierto que el paro es una situación poco deseable, también es verdad que para poder neutralizar sus efectos y salir adelante es necesario conocer todos los recovecos de este estado profesional.

El paro es una situación profesional como cualquier otra por la que todo el mundo debe pasar en algún momento y por lo tanto, es recomendable superar el miedo a estar parado.

Para ello, la clave está en conocer cuáles son las implicaciones exactas del paro y las formas de utilizarlo en beneficio propio para neutralizar sus efectos negativos y salir de él cuanto antes.

Resumiendo: la clave para vencer el paro está en no temerlo y en conocerlo hasta saber cómo salir de él.

Seguro que hay muchas cosas acerca del paro que aún no conoces.

  • ¿Cómo me puedo apuntar al paro?
  • ¿Qué significa sellar el paro?,
  • ¿Qué requisitos debo cumplir para cobrar el paro?,
  • ¿Cómo darse de baja del paro?
  • ¿Cómo renovar el paro?

Son las preguntas más habituales y más difíciles de contestar. Además, estas cuestiones son exactamente las que necesitas saber para poder superar el paro sin que tu estancia en él se convierta en un drama duradero o permanente.

Supera tus miedos y reduce los efectos del paro hasta hacerlos invisibles a través del conocimiento. Infórmate aquí de cómo superar el paro y no dejes que la falta de empleo temporal te sobrepase.

¿Cómo apuntarte al paro?

Para poder acceder a cualquier tipo de prestación o retribución derivada de una situación de necesidad como puede ser el desempleo, lo primero que debes hacer es apuntarte al paro. Sin embargo, ¿Qué debes hacer para estar apuntado en el paro y para recibir este tipo de prestaciones sociales?

Pues bien. Lo primero que debes hacer es acudir a al Servicio Público de Empleo de tu Comunidad Autónoma, cuya localización concreta de las oficinas podrás encontrar en la web de cada servicio autonómico.

En principio, no debes pedir cita para acudir a las oficinas y apuntarte al paro y una vez que estés allí solo debes solicitarlo en la misma oficina y acreditar que no estás recibiendo una nómina ni ningún tipo de salario.

Con acreditar la falta de medios de vida bastaría para que el funcionario en cuestión pudiera inscribirte en las listas del paro, lo cual te dará derecho a recibir prestaciones de carácter social y económico derivadas del régimen de Seguridad Social que está instaurado en España.

Para poder acreditar la falta de medios de vida y para poder apuntarte al paro estos son los documentos que debes llevar a la oficina del Servicio Público de Empleo de tu Comunidad Autónoma: el DNI o NIE (si eres extranjero), la cartilla de la Seguridad Social, justificación de titulación profesional o académica si estás en posesión de alguna, permiso de conducir en caso de que lo tengas y demás diplomas y certificados que puedan acreditar alguna de tus habilidades o aptitudes.

¿Qué significa sellar el paro?

 En el caso de que ya estés inscrito en la lista del paro y estés recibiendo prestaciones sociales por ello, debes encargarte de sellarlo de manera periódica.

Este sello del paro es tan sumamente importante porque implica la renovación de la solicitud de un empleo a la vez que se renueva la prestación que se recibe por la falta de uno.

La lógica de este sello reside en que las personas que estén cobrando algún tipo de subsidio por desempleo deben mantenerse desempleadas. Es decir, si estás cobrando el paro, no puedes estar trabajando y cobrando un sueldo al mismo tiempo. Es precisamente para asegurar esta coherencia entre situaciones y subsidios lo que genera la necesidad de sellar el paro de manera periódica.

Los periodos de tiempo que debes respetar a la hora de sellar el paro son de  tres meses , deberás acudir a sellar el paro a las oficinas de Servicios de Empleo y si no acudes a sellar el paro, se interpretará que tu derecho al cobro de un subsidio ya no es válido. Y es que todos los sellos en materia de subsidios deben constar de manera expresa, ya que si no es así se entenderán como trámites expirados dignos de retirada del subsidio o incluso, de sanción.

Requisitos que debes cumplir para cobrar el paro 

Antes de hablar de los requisitos con los que debes contar para cobrar las prestaciones de desempleo, debes saber que hay 2 clases de desempleo: el desempleo total y el desempleo parcial.

El desempleo total es el tipo de paro en el que te encuentras cuando has perdido tu trabajo de manera total y has dejado de prestar servicios para la empresa en la que solías trabajar. Sin embargo, el desempleo parcial es aquel en el que te encuentras cuando sufres una reducción de jornada y pierdes horas de trabajo y en consecuencia, de remuneración.

Con lo cual, teniendo en cuenta que existen estos dos tipos de desempleos, también debes tener en cuenta que existen distintas formas de cobrar el paro y distintos requisitos a los que están sujetos estas formas.

Habiendo introducido estos dos tipos de desempleos, cabe destacar que los requisitos con los que debes contar para para cobrar el paro son los siguientes: el nacimiento al derecho a la prestación por desempleo materializado en la extinción de un contrato o la reducción de jornada, un periodo de cotización superior a 360 días, la inscripción como demandante de empleo, no tener rentas que te aporten más del 75% del salario interprofesional cada mes, no estar en edad de jubilación y comprometerse a estar en constante búsqueda activa de un empleo.

Debes saber que a efectos de contabilizar la prestación por desempleo, es cuando entra en juego el tipo de desempleo. Las cuantías de de las prestaciones económicas serán superiores cuanto mayor sea la situación de indefensión que te produzca el desempleo en el que te encuentras.

Es por esto que, por lo general, el desempleo total es el que mayores subsidios proporciona. Además, es importante que tengas en cuenta que cuanto más hayas cotizado, más alto será el subsidio que vayas a recibir por estar en situación de desempleo. El número de días que hayas trabajado es proporcional a la cantidad que vayas a recibir en forma de prestación por desempleo.

Resumiendo: ten en cuenta los días que hayas cotizado y el nivel de indefensión en el que te vayas a encontrar en el momento del despido.

Cómo darse de baja del paro

Darse de baja del paro significa que la persona desempleada ha encontrado empleo y que por lo tanto, debe comunicar a las oficinas del Servicio Público de Empleo que ya no es un sujeto objeto de subsidios o prestaciones.

En otras palabras, darse de baja del paro viene a ser que comunicas a la entidad correspondiente que ya no necesitas cobrar el desempleo porque ya tienes un sueldo mensual que te permite cubrir los gastos del día a día.

De todas formas, hay otras razones por las cuales se puede solicitar la baja del paro, entre las cuales destacan la emigración o el traslado al extranjero, la jubilación, la invalidez provisional, la maternidad o el fallecimiento.

Para darte de baja del paro debes seguir los siguientes pasos:

  1. Informar a la oficina de empleo por teléfono, por Internet o de manera presencial.
  2. Asegurate de que lo que entiendes como baja no es un desistimiento o una renuncia, ya que esto no cuenta como notificación de la nueva situación. La información a la oficina de empleo debe ser expresa y si no es así, la oficina no se dará por notificada.

Cómo renovar el paro

El paro puede ser renovado o por teléfono, de manera presencial en la oficina de Empleo o por Internet. Lo único que debes hacer al ponerte en contacto con la oficina de empleo es asegurarte de que dejas constancia de que deseas la renovación del paro porque tu situación de desempleo no ha cesado.

En el caso de que haya expirado la fecha de renovación indicada, seguramente ya hayas recibido una carta de la administración notificándote  la sanción correspondiente, su cuantía y su forma de pago. En la misma carta también vienen indicadas las alegaciones que puedes hacer al respecto para intentar evitar la sanción que consta en ella.

En el caso de que no hayas recibido la carta en cuestión, te recomendamos que te acerques a la oficina de Empleo de tu territorio para preguntar por tu caso y por las opciones que puedes tomar para poder renovar el paro sin tener ningún tipo de sanción. Hablar con el funcionario que ocupa el puesto al que se remiten las renovaciones puede ser la forma más segura de solventar tu situación con el máximo de garantías.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar